ILUSTRÍSIMA, VENERABLE Y ANTIGUA HERMANDAD Y COFRADÍA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO,
SANTÍSIMO CRISTO DE LAS ALMAS,
NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ Y ÁNIMAS BENDITAS

IGLESIA PARROQUIAL DE SANTIAGO EL REAL Y DE REFUGIO
JEREZ DE LA FRONTERA

viernes, 16 de abril de 2010

VIII Jornadas sobre las Hermandades y Cofradías (yIII)

El Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Jerez puso colofón, anoche en el Auditorio Juan Pablo II del Obispado de Asidonia-Jerez, a su Semana de Bioética, propuesta con la que ha dado contenido, en esta ocasión, a las Jornadas sobre Hermandades y Cofradías, en su séptima edición.
Monseñor José Mazuelos Pérez, obispo diocesano y especialista en Bioética, lo hizo pronunciando la tercera y última de las conferencias programadas en el ciclo: 'La Iglesia, luz en la Bioética'.

Formulada al inicio de la intervención la pregunta de si todo lo técnicamente posible es admisible éticamente, el pastor asidonense se adentró en el análisis de asuntos como el aborto o el uso de células madre generadas por embriones destinados a la eliminación tras empeños terapéuticos así como en cuanto la actual sociedad relativista viene acogiendo en este terreno. En ese marco aseguró que, en efecto, "la Iglesia es una esperanza para el mundo porque no se deja manipular frente a la ideología imperante".

"Cristo es el único que puede sanar a una mujer que ha abortado o un hombre que ha colaborado en ello", indicó Mazuelos, quien concluyó esta Semana de Bioética con un mensaje cargado de esperanza tras otras dos ponencias que, en sendas jornadas precedentes, han sido dedicadas a la dignidad del embrión humano y las células madre y los bancos de células de cordón umbilical.