ILUSTRÍSIMA, VENERABLE Y ANTIGUA HERMANDAD Y COFRADÍA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO,
SANTÍSIMO CRISTO DE LAS ALMAS,
NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ Y ÁNIMAS BENDITAS

IGLESIA PARROQUIAL DE SANTIAGO EL REAL Y DE REFUGIO
JEREZ DE LA FRONTERA

sábado, 1 de octubre de 2011

La iglesia de Santiago no puede esperar más

Francisco C. Aleu. Las obras de rehabilitación de la iglesia de Santiago siguen sin tener una fecha concreta de inicio a pesar de que ya han transcurrido veinte meses desde que la quiebra de la empresa Cimtra dejara el proyecto a medio finalizar.

Fuentes del Obispado de Asidonia-Jerez reconocen no tener conocimiento de los planes de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, con cuya delegada provincial, Yolanda Peinado, mantuvieron un último encuentro el pasado 22 de junio.

En esa reunión, Peinado repitió el mismo discurso de hace justamente un año, esto es, que las obras iban a reiniciarse en breve espacio de tiempo. Sin embargo, pasado el verano el Obispado no ha tenido ninguna comunicación al respecto, lo que evidencia que la entrada en el templo de una nueva empresa adjudicataria del proyecto no es ni mucho menos inminente.

La inquietud es mayor dado que hace una semana responsables de la Delegación diocesana de Patrimonio tuvieron ocasión de acceder al templo, comprobando personalmente el grado de abandono en el que se encuentra el edificio.

Incluso, advierten de que las perchas (estructuras metálicas) colocadas alrededor de los arcos para poder ejecutar las obras podrían estar afectando de manera negativa a la piedra, toda vez que este tipo de elementos no deben permanecer haciendo esta función por espacio de tiempo indefinido. La única esperanza es que la Junta culmine cuanto antes el proceso de adjudicación y puedan retomarse los trabajos.


San Lucas podría evitar el cierre temporal


La Consejería de Cultura aún no ha ofrecido respuesta al respecto del informe que le fuera remitido hace un par de semanas advirtiendo de los desprendimientos observados en la iglesia de San Lucas. Aunque inicialmente se planteó la posibilidad de que el templo debiera ser cerrado al culto, todo parece indicar que los desprendimientos afectan sólo a la yesería y no tienen nada que ver con la estructura del edificio.

De hecho, en el tiempo transcurrido no se han observado nuevos desprendimientos. La zona que resultó afectada se encuentra acotada para que evitar cualquier tipo de incidencia. De momento se mantendrá así a la espera de que la Consejería de Cultura ofrezca respuesta al informe que le fue remitido.